domingo, 20 de noviembre de 2011

ORACIONES EN LATIN

El Latín es la lengua sagrada de la Iglesia


Signación

Per signun crucis de inimícis nostris líbera nos, Deus noster. 

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. 

Persignarse 

In nómine Patris, et Fílii, et Spíritus Sancti. Amen 

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen


AVE MARIA

Ave María, gratia plena, 
Dominus tecum, benedicta tu in muliéribus, 
et benedictus fructus ventris tui Iesus.


Sancta Maria, Mater Dei, 
ora pro nobis peccatoribus,
 
nunc et in ora mortis nostrae.
 
Amen.


Dios te salve María, llena eres de gracia,
el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.   Santa María madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora, y en la hora de nuestra muerte.


Gloria Minor


Gloria Patri, et Filio, et Spíritui Sancto.
Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saécula saeculórum. Amen.


Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amen.




 PATER NOSTER




Pater noster, qui es in caelis: santificétur nomen tuum; advéniat regnum tuum; fiat volúntas tua, sicut in caelo, et in terra.

Panem nostrum cotidiánum da nobis hódie; et dimitte nobis débita nostra, sicut et nos dimíttimus debitóribus nostris; et ne nos indúcas in tentatiónem; sed líbera nos a malo. Amen

Padre nuestro, que estás en el cielo: santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; y perdona nuestras ofensas así como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación; y líbranos del mal.
Amen




SALVE

Sálve Regína, Máter misericórdiae;
Vita, dulcédo, et spes nóstra, sálve.
Ad te clamámus, éxsules, fílii Evae.

Ad te suspirámus, geméntes et fléntes
in hac lacrimárum válle.


Eia ergo, advocáta nóstra, Illos túos misericórdes óculos ad nos convérte. Et Jésum, benedíctum frúctum véntris túi, Nobis post hoc exsílium osténde.

O clémens, O pía, O dúlcis Vírgo María.

V. Ora pro nobis, Sancta Dei Genetrix. 
R. Ut digni efficiamur promissionibus Christi.



Dios te salve, Reina y Madre, Madre de Misericordia; vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva
A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea, pues, Señora, abogada nuestra!

Vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clemente! Oh Piadosa! Oh dulce Virgen María!

V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
R. Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

Gloria Mayor

Gloria in excelsis Deo,
et in terra pax hominibus bonae voluntatis.
Laudamus te,
Benedicimus te,
Adoramus te,
Glorificamus te,
Gratias agimus tibi propter magnam gloriam tuam,

Domine Deus, Rex caelestis,
Deus Pater omnipotens.
Domine fili unigenite, Jesu Christe,
Domine Deus, Agnus Dei, Filius patris,

Qui tollis peccata mundi, miserere nobis.
Qui tollis peccata mundi, suscipe deprecationem nostram.
Qui sedes ad dexteram Patris, miserere nobis.

Quoniam tu solus sanctus,
Tu solus Dominus,
Tu solus Altissimus, Jesu Christe,
Cum Sancto Spiritu in gloria Dei Patris. Amen.


Gloria a Dios en el cielo
y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor
Por tu inmensa gloria te alabamos,
te bendecimos,
te adoramos,
te glorificamos,
te damos gracias.

Señor Dios, Rey Celestial,
Dios Padre todopoderoso.
Señor, Hijo único, Jesucristo.
Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre.

Tu que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nos
tu que quitas el pecado del mundo,
atiende nuestras súplicas.
Tu que estás sentado a la derecha del Padre,
ten piedad de nosotros.
Porque sólo tú eres Santo,
sólo tu Señor,
Sólo tú Altísimo Jesucristo,
con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.

CREDO

 Credo in unum Deum, Patrem omnipotentem, factorem caeli et terrae, visibilium omnium et invisibilium. Et in unum Dominum Iesum Christum, Filium Dei unigenitum, et ex Patre natum ante omnia saecula. Deum de Deo, Lumen de Lumine, Deum verum de Deo vero, genitum non factum, consubstantialem Patri; per quem omnia facta sunt. Qui propter nos homines et propter nostram salutem descendit de caelis.

 Et incarnatus est de Spiritu Sancto ex Maria Virgine, et homo factus est. Crucifixus etiam pro nobis sub Pontio Pilato, passus et sepultus est, et resurrexit tertia die, secundum Scripturas, et ascendit in caelum, sedet ad dexteram Patris. Et iterum venturus est cum gloria, iudicare vivos et mortuos, cuius regni non erit finis.


Et in Spiritum Sanctum, Dominum et vivificantem, qui ex Patre Filioque procedit. Qui cum Patre et Filio simul adoratur et conglorificatur: qui locutus est per prophetas.

Et unam, sanctam, catholicam et apostolicam Ecclesiam. Confiteor unum baptisma in remissionem peccatorum. Et expecto resurrectionem mortuorum, et vitam venturi saeculi. Amen.

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador de cielo y tierra, De todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, Nacido del Padre antes de todos los siglos. Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, Engendrado, no creado, De la misma naturaleza del Padre, Por quien todo fue hecho, Que por nosotros los hombres, Y por nuestra salvación bajó del cielo,

Y por obra del Espíritu Santo Se encarnó de María Virgen, Y se hizo hombre, Y por nuestra causa, Fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato, Padeció y fue sepultado, Y resucitó al tercer día, Según las Escrituras, Y subió al cielo, Y está sentado a la derecha del Padre, Y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, Y su reino no tendrá fin.

Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, Que procede del Padre y del Hijo, Que con el Padre y el Hijo, Recibe una misma adoración y gloria, Y que habló por los profetas.

Creo en la Iglesia, Que es una, santa, católica y apostólica, Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los pecados, Espero la resurrección de los muertos. Y la vida del mundo futuro. Amén!

Adoro Te Devote

Adoro Te Devote, latens Deitas, quae sub his figuris vere latitas: tibi se cor meum totum subiicit, quia te contemplans totum deficit.

Visus, tactus, gustus in te fallitur, sed auditu solo tuto creditur; credo quidquid dixit Dei Filius: nil hoc verbo Veritatis verius.

In cruce latebat sola Deitas, at hic latet simul et humanitas; ambo tamen credens atque confitens, peto quod petivit latro paenitens.

Plagas, sicut Thomas, non intueor; Deum tamen meum te confiteor; fac me tibi semper magis credere, in te spem habere, te diligere.

O memoriale mortis Domini! panis vivus, vitam praestans homini! praesta meae menti de te vivere et te illi semper dulce sapere

Pie pellicane, Iesu Domine, me immundum munda tuo sanguine; cuius una stilla salvum facere totum mundum quit ab omni scelere. Iesu, quem velatum nunc aspicio, oro fiat illud quod tam sitio; ut te revelata cernens facie, visu sim beatus tuae gloriae. Amen




Te Adoro devotamente, oculta Deidad, que bajo estas sagradas Especies te ocultas verdaderamente. A Tí mi corazón se somete totalmente, pues al contemplarte se siente desfallecer por completo.

La vista, el tacto, el gusto al juzgar de Ti, se equivocan, solo con el oído se llega a tener fe segura. Creo lo que dijo el Hijo de Dios; nada hay mas verdadero que esta palabra de la Verdad.

En la cruz, se ocultaba solo la Divinidad; mas aquí se oculta hasta la Humanidad. Pero yo, creyendo y confesando ambas cosas, pido lo que pidió el ladrón arrepentido.

Tus llagas no las veo, como las vio Tomás; pero te confieso por Dios mío. Haz que crea yo en Ti mas y mas, que espere en Ti, y te ame.

 ¡Oh memorial de la muerte del Señor! ¡Oh Pan Vivo, que das vida al hombre! Da a mi alma que de ti viva, y acierte siempre a disfrutar de tu dulce sabor.

Piadoso Pelícano, Jesús Señor: límpiame a mi inmundo con tu Sangre; una gota de Ésta puede limpiar al mundo entero de todo pecado. ¡Oh Jesús, a quien ahora veo velado! Te pído que se cumpla aquello que yo tanto anhelo: que viéndote finalmente  cara a cara, sea yo dichoso con la vista de tu gloria. Amen

Pange Lingua

Pange Lingua, gloriosi Corporis mysterium,
Sanguinisque pretiosi, quem in mundi pretium fructus ventris generosi Rex effudit Gentium.

Nobis datus, nobis natus ex intacta Virgine, et in mundo conversatus, sparso verbi semine, sui moras incolatus miro clausit ordine.

In supremae nocte cenae recumbens cum fratribus observata lege plene cibis in legalibus, cibum turbae duodenae se dat suis manibus.

Verbum caro, panem verum verbo carnem efficit: fitque sanguis Christi merum, et si sensus deficit, ad firmandum cor sincerum sola fides sufficit.


Tantum ergo Sacramentum veneremur cernui: et antiquum documentum novo cedat ritui: praestet fides supplementum sensuum defectui.

Genitori, Genitoque laus et iubilatio, salus, honor, virtus quoque sit et benedictio: procedenti ab utroque compar sit laudatio. Amen.


V/. Panem de caelo praestitisti eis;
R/. Omne delectamentum in se habentem.


Oremus. Deus, qui nobis sub Sacramento mirabili Passionis tuae memoriam reliquisti; tribue, quaesumus, ita nos Corporis et Sanguinis tui sacra mysteria venerari, ut redemptionis tuae fructum in nobis iugiter sentiamus: Qui vivis et regnas in saecula saeculorum. R/. Amen.


Canta, lengua el Misterio del Cuerpo Glorioso y de la Sangre Preciosa que como precio del mundo fruto de un vientre generoso, el Rey envió a los hombres.

A nosotros dado, para nosotros nacido de una Virgen intacta, recorriendo el mundo, esparcida la semilla del Verbo, viviendo un tiempo entre los suyos finalizó [el orden anterior] de admirable modo:

En la suprema noche de la cena reunido con sus hermanos observada la totalidad de la Ley: con la comida en forma legal, se dio por sus manos como alimento a los Doce.

La palabra es carne: al pan con la palabra convierte en verdadera carne, y hace el puro vino de la Sangre de Cristo. Y si los sentidos no alcanzan para afirmarlo el corazón sincero es suficiente la sola fe.

A tan alto, pues, Sacramento veneremos inclinados y el antiguo orden litúrgico ceda el paso al nuevo Rito. Añada la fe lo que falta al defecto de los sentidos

Al Engendrador y al Engendrado Alabanza, alegría, salud, honor, fuerza y bendición. Y al que procede de uno y otro vaya una alabanza comparable. Amen.

V/. Les has dado Señor, el pan del cielo
R/. Que contiene en si todas las delicias


Oremos. Oh Dios, que bajo un sacramento admirable, nos has dejado el memorial de tu pasión; concédenos, Señor, celebrar de tal modo los sagrados misterios de tu cuerpo y sangre, que sintamos sin cesar en nosotros el fruto de tu redención. Que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amen

Angelus


V/. Angelus Dómini nuntiávit Maríæ.
R/. Et concépit de Spíritu Sancto.


Ave María …

V/. Ecce ancílla Dómini.
R/.Fiat mihi secúndum verbum tuum.


   Ave María . . .


V/. Et Verbum caro factum est.
R/. Et habitávit in nobis.


   Ave María . . .

V/. Ora pro nobis, sancta Dei Génitrix.
R/. Ut digni efficiámur promissiónibus Christi.



V/. Orémus Grátiam tuam, quaésumus, Dómine, méntibus nostris infúnde: ut qui, Angelo nuntiánte, Christi Fílii tui Incarnatiónem cognóvimus, per passiónem eius et crucem, ad resurrectiónis glóriam perducámur. Per eúmdem Christum Dóminum nostrum. Amen.

EL Ángel del Señor anunció a María.
Y concibió por obra del Espíritu Santo.
Ave María…

He aquí la esclava del Señor.
Hágase en mí según tu palabra
Ave María…

Y el Verbo se hizo carne.
Y habitó entre nosotros.
    Ave María . . .

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.
 
Oremos—Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz seamos llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén



Regina Coeli

Regina cœli, lætáre, allelúia,
Quia quem meruísti portáre, allelúia,
Resurréxit sicut dixit, allelúia;
Ora pro nobis Deum, allelúia.
 
V. Gaude et lætáre, Virgo María, allelúia. 
R. Quia surréxit Dóminus vere, allelúia. 
 

Orémus— Deus, qui per resurrectiónem Fílii tui, Dómini nostri Iesu Christi, mundum lætificáre dignátus es: præsta, quæsumus, ut per eius Genetrícem Vírginem Maríam, perpétuæ capiámus gáudia vitæ. Per eúmdem Christum Dóminum nostrum. Amen.


ALÉGRATE, Reina del cielo, aleluya,
Porque el que mereciste llevar en tu seno, aleluya,
Ha resucitado, según predijo, aleluya;
Ruega por nosotros a Dios, aleluya

V. Gózate y alégrate, Virgen María, aleluya.
R. Porque ha resucitado Dios verdaderamente, aleluya

OremosOh Dios que por la Resurrección de tu Hijo, Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos por su Madre, la Virgen María, alcanzar el gozo de la vida eterna. Por el Jesucristo Nuestro Señor. Amén




Veni, Creator Spitius

Veni, Creator Spiritus
mentes tuorum visita
Imple superna gratia quae
tu creasti pectora.

Qui Paraclitus diceris,
donum Dei Altissimi,
fons vivus, ignis, caritas,
et spiritalis unctio.

Tu septiformis munere,
dexterae paternae digitus,
tu rite promissum Patris,
sermone ditans guttura.

Accende lumen sensibus,
infunde amorem cordibus,
infirma nostri corporis,
virtute firmans perpeti.

Hostem repellas longius,
pacemque dones protinus,
ductore sic te praevio,
vitemus omne noxium.

Per te sciamus da Patrem,
noscamus atque Filium,
teque utriusque Spiritum
credamus omni tempore.

Deo Patri sit gloria,
et Filio qui a mortuis surrexit,
ac Paraclito in saeculorum saecula. Amen.

Ven Espíritu creador;
visita las almas de tus fieles.
Llena de la divina gracia los corazones que Tú mismo has creado.

Tú eres nuestro consuelo,
don de Dios altísimo,
fuente viva, fuego, caridad y espiritual unción.

Tú derramas sobre nosotros los siete dones; Tú el dedo de la mano de Dios, Tú el prometido del Padre, pones en nuestros labios los tesoros de tu palabra.
Enciende con tu luz nuestros sentidos, infunde tu amor en nuestros corazones
y con tu perpetuo auxilio, fortalece nuestra frágil carne.

Aleja de nosotros al enemigo,
danos pronto tu paz, siendo Tú mismo nuestro guía evitaremos todo lo que es nocivo.

Por Ti conozcamos al Padre y también al Hijo y que en Ti,
que eres el Espíritu de ambos, creamos en todo tiempo.

Gloria a Dios Padre y al Hijo que resucitó de entre los muertos, y al Espíritu Consolador, por los siglos de los siglos. Amén.


TE DEUM



Te Deum laudamus: te Dominum confitemur.
Te aeternum patrem, omnis terra veneratur.

Tibi omnes angeli, tibi caeli et universae potestates:
tibi cherubim et seraphim, incessabili voce proclamant:

"Sanctus, Sanctus, Sanctus Dominus Deus Sabaoth.
Pleni sunt caeli et terra majestatis gloriae tuae."

Te gloriosus Apostolorum chorus,
te prophetarum laudabilis numerus,
te martyrum candidatus laudat exercitus.

Te per orbem terrarum sancta confitetur Ecclesia,
Patrem immensae maiestatis;
venerandum tuum verum et unicum Filium;
Sanctum quoque Paraclitum Spiritum.

Tu rex gloriae, Christe.
Tu Patris sempiternus es Filius.
Tu, ad liberandum suscepturus hominem,
non horruisti Virginis uterum.

Tu, devicto mortis aculeo,
aperuisti credentibus regna caelorum.
Tu ad dexteram Dei sedes, in gloria Patris.

Iudex crederis esse venturus.

Te ergo quaesumus, tuis famulis subveni,
quos pretioso sanguine redemisti.
Aeterna fac cum sanctis tuis in gloria numerari.

Salvum fac populum tuum, Domine, et benedic hereditati tuae.
Et rege eos, et extolle illos usque in aeternum.

Per singulos dies benedicimus te;
et laudamus nomen tuum in saeculum,
et in saeculum saeculi.

Dignare, Domine, die isto sine peccato nos custodire.
Miserere nostri, Domine, miserere nostri.

Fiat misericordia tua, Domine, super nos,
quem ad modum speravimus in te.
In te, Domine, speravi: non confundar in aeternum.
A Ti, oh Dios, te alabamos, a Ti, Señor, te reconocemos.
A Ti, eterno Padre, te venera toda la creación.

Los ángeles todos, los cielos y todas las potestades te honran. Los querubines y serafines te cantan sin cesar:

Santo, Santo, Santo es el Señor, Dios de los ejércitos.
Los cielos y la tierra están llenos de la majestad de tu gloria.

A Ti te ensalza el glorioso coro de los apóstoles,
la multitud admirable de los profetas,
el blanco ejército de los mártires.

A Ti la Iglesia santa, extendida por toda la tierra,te aclama: Padre de inmensa majestad,
Hijo único y verdadero, digno de adoración,
Espíritu Santo, Defensor.

Tú eres el Rey de la gloria, Cristo.
Tú eres el Hijo único del Padre.
Tú, para liberar al hombre, aceptaste la condición humana sin desdeñar el seno de la Virgen.

Tú, rotas las cadenas de la muerte,
abriste a los creyentes el Reino de los Cielos.
Tú sentado a la derecha de Dios en la gloria del Padre.

Creemos que un día has de venir como juez.

Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos,
a quienes redimiste con tu preciosa sangre.
Haz que en la Gloria eterna nos asociemos a tus santos.

Salva a tu pueblo, Señor,
y bendice tu heredad.
Sé su pastor y ensálzalo eternamente.

Día tras día te bendecimos
y alabamos tu nombre para siempre,
por eternidad de eternidades.

Dígnate, Señor, en este día guardarnos del pecado.
Ten piedad de nosotros, Señor Ten piedad de nosotros.

Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de Tí. En Tí, Señor, confié, no me veré defraudado para siempre.

ANIMA CHRISTI

Latin


Anima Christi, sanctifica me.
Corpus Christi, salva me.
Sanguis Christi, inebria me.
Aqua lateris Christi, lava me.
Passio Christi, conforta me.
O bone Iesu, exaudi me.
Intra tua vulnera absconde me.
Ne permittas me separari a te.
Ab hoste maligno defende me.
In hora mortis meae voca me.
Et iube me venire ad te,
ut cum Sanctis tuis laudem te
in saecula saeculorum.
Amen

Español
Alma de Cristo, santifícame.
Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, lávame.
Pasión de Cristo, confórtame.
¡Oh, buen Jesús!, óyeme.
Dentro de tus llagas, escóndeme.
No permitas que me aparte de Ti.
Del maligno enemigo, defiéndeme.
En la hora de mi muerte, llámame.
Y mándame ir a Ti.
Para que con tus santos te alabe.
Por los siglos de los siglos.
Amén.


MISTERIOS DEL ROSARIO

Gaudii Mysteria

I. Incarnatio Verbi Dei ex Spiritu Sancto in sinu Virginis Mariae.
II. Visitatio Beatae Mariae Virginis ad Elisabeth.
III. Nativitas Filii Dei in Bethlehem Iuda.
IV. Purificatio Beatae Mariae Virginis et Presentatio Pueri in Templo.
V. Inventio Pueri in Templo in medio Legis doctorum.

Lucis Mysteria

I. Baptisma Iesu Christi a Ioanne praecursore apud Iordanem.
II. Miraculum ad nuptias in Cana Galilaeae.
III. Proclamatio Regni Dei et invitatio ad conversionem.
IV. Transfiguratio Iesu Christi super montem Thabor.
V. Institutio Sanctissimae Eucharistiae Sacrificii et Sacramenti.


Doloris Mysteria

I. Oratio Iesu Christi in horto Gethsemani super monten Olivarum.
II. Flagellatio Iesu Christi ad columnam.
III. Coronatio spinarum.
IV. Sanctae Crucis baiulatio.
V. Divini Salvatoris nostri crucifixio, mors et sepultura.

Gloriae Mysteria

I. Resurrectio Iesu Christi a mortuis.
II. Ascensio Iesu Christi in coelos.
III. Missio Spiritus Sancti Paraclyti as Apostolos.
IV. Gloriosa Beatae Mariae Virginis in coelum Assumptio.
V. Coronatio Beatae Mariae Virginis Regina coelorum in terris.



No hay comentarios:

Publicar un comentario