martes, 15 de febrero de 2011

Rito de los Cardenales al tomar posesion de su parroquia en Roma

Cada vez que el Papa nombra un nuevo cardenal, le encarga que cuide especialmente de una parroquia de Roma. Lo hace para reforzar la unidad con los purpurados que viven lejos de Roma. Es el caso del cardenal Malcolm Ranjith Patabendige, arzobispo de Colombo, Sri Lanka.








Card. Malcolm Ranjith Patabendige
Arzobispo de Colombo (Sri Lanka)

 

“Es un modo de estrechar lazos con la Iglesia de Roma. Como el Papa es obispo de Roma, con este título me convierto en miembro del clero de Roma”. 


A él le ha correspondido la iglesia de San Lorenzo in Lucina, porque San Lorenzo es también el patrón de su diócesis. 

La toma de posesión es una ceremonia muy solemne que comienza en la puerta de la iglesia, donde el párroco recibe al cardenal y le da un crucifijo para que lo bese. 

Después, lo acompaña dentro de la parroquia y le muestra la sacristía, donde los dos se preparan para la Misa. 

Durante la ceremonia, uno de los notarios del Papa lee la bula pontificia en latín con la que Benedicto XVI le confía esta iglesia. Desde ese instante, el cardenal se convierte en parte del clero romano. Un nombramiento con gran valor espiritual y simbólico. 

Card. Malcolm Ranjith Patabendige
Arzobispo de Colombo (Sri Lanka)

 

“Cada vez que había un cónclave, quienes elegían al Papa eran los sacerdotes de Roma. Por eso es un símbolo histórico”. 

Tras la Misa, el cardenal regresa a la sacristía donde se lee el acta de la ceremonia y se pide a los católicos de la parroquia que firmen como testigos. 

Una ceremonia solemne pero familiar, tras la que muchos se acercaron al cardenal Ranjith para darle la bienvenida a su parroquia y contarle algunas de sus preocupaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario