viernes, 30 de septiembre de 2011

UNA DE CADA 3 IGLESIAS EPISCOPALES DESAPARECEN

Las cifras demuestran que la «religión progre» no funciona


Clero casado, anticoncepción, divorcio, aborto, homosexualidad... los episcopalianos lo aceptan todo. Y sin embargo, no dejan de perder fieles. Lo mismo sucede con otros protestantes "progres": luteranos, presbiterianos y unitaristas.

MARY GLASSPOOL Obispa Lesbiana

La teología "progre" vacía las parroquias. Y la prueba más evidente es la Iglesia Episcopaliana, los anglicanos de EEUU, antaño una comunidad en crecimiento, y ahora en un declive tan grave que un tercio de sus parroquias cerrarán en los próximos cinco años, según un reciente informe del portal anglicano conservador VirtueOnline que analiza los datos oficiales de esta iglesia.


La deriva "progre", fecha a fecha



Obispa de Cuba


Los episcopalianos han aprobado todo lo que los "progres" exigen y más. Pero eso no ha atraído fieles. En el siglo XVI, el anglicanismo aceptó el clero casado. En 1930, aceptaron la anticoncepción. En 1976, los episcopalianos aprobaron el clero femenino. En 1989, se ordenó la primera obispa episcopaliana. En 1994, prohibió toda terapia para dejar la homosexualidad. En 2000, se aceptó el sexo fuera del matrimonio.



 En 2003 ordenaron como obispo a Gene Robinson, un señor divorciado, con dos hijos, que vivía «maritalmente» con otro hombre (este año 2011 dejó el cargo). En 2006 el episcopalianismo admitía el matrimonio homosexual. En 2010 presumía de ordenar en Los Ángeles una obispa lesbiana activa. El 1 de enero de 2011 un obispo episcopaliano casaba con boato mediático a dos sacerdotisas lesbianas episcopalianas, una de ellas famosa militante pro-aborto, Katherine Ragsdale. Nada de eso ha atraído gente a su iglesia. En esta deriva liberal, el episcopalianismo perdió más de un 30 por ciento de sus fieles.

 Si en 2001 tenían 3,4 millones de fieles autodeclarados, en 2009 ya solo eran 2 millones. Se trata sobre todo de que los viejos se mueren y nadie les sustituye, y de que muchos otros dejan de acudir a la Iglesia. Algunos se van a iglesias conservadoras.Las cifras que analiza el informe de VirtueOnline son aún más rotundas. Mide la "asistencia media dominical" (el número de fieles que se pueden contar un domingo dado en los servicios religiosos de ese día en cada templo). Es un dato muy concreto. Pues bien,en 2010 eran apenas 683.000 los episcopalianos que podían encontrarse un domingo en sus iglesias. En 2009 eran 705.000 y en 2008 eran 727.000. Pierden 20.000 feligreses practicantes, reales, cada año. El informe muestra, por ejemplo, que hay siete diócesis con menos de mil fieles practicantes reales, y otras siete que no llegan a los 2.000. No da para mantener la curia ni el obispo.Una de cada tres parroquias (sobre un total de 6.800) no llega ni a los 40 asistentes dominicales, lo cual hace que sea insostenible demográfica y económicamente y cerrará antes de cinco años, según el informe. Además hay 2.380 parroquias que tienen entre 40 y 100 parroquianos dominicales... y tendrán que cerrar debido al envejecimiento: su edad media es de sesenta años. Y hay otras 1.450 parroquias, con entre 100 y 200 parroquianos de asistencia dominical real, que podrían mantenerse si hubiese una generación joven de fieles para sostenerla, pero eso no se da. 

Incluso hay 36 catedrales episcopalianas que no consiguen ver ni doscientos fieles el domingoLos episcopalianos intentan disimular sus cifras con sus misiones en el extranjero. Por ejemplo, en la pobrísima Haití mantienen 99 parroquias con 16.000 fieles practicantes, que probablemente no saben nada de obispas lesbianas. Eso significa que en Haití hay más "episcopalianos" que sumando 14 diócesis de EEUU (más que sumando Dakota del Norte, Alaska, Montana, Idaho, Utah, Kansas Occidental, etc...). En Honduras mantienen 140 comunidades (11.500 fieles), 58 en República Dominicana (3.000 fieles), 48 en Puerto Rico (2.400 fieles), etc... En total, unos 40.000 fuera de Estados Unidos.
 
Obispo Robinson con su pareja

Crece el anglicanismo conservador


Las personas de tradición anglicana y moral conservadora hartas de la deriva liberal del episcopalianismo tienen varias opciones. Por un lado, en 2008 se creó la Iglesia Anglicana de América del Norte (ACNA), con unos cien mil fieles y casi 700 parroquias. Son conservadores en moral, pro-vida y pro-familia, de estilo evangélico, hartos del acoso al que les sometían desde 1997 las autoridades episcopalianas "progres". Otra opción para los episcopalianos y anglicanos conservadores es sumarse a los "ordinariatos" católicos que el Papa ha propuesto y que se van a crear a partir de grupos anglocatólicos, manteniendo parte de su liturgia y costumbres.


"Progres" luteranos, presbiterianos y unitaristas... igual


La alianza de luteranos liberales de Estados Unidos (la ELCA) permiten oficialmente el aborto desde 1991. El 50% de sus clérigos creen que el aborto debe ser legal en la mayor parte de los casos, un 14% piensa que debe ser legal siempre y sólo un 3% cree que debe ser ilegal. A sus parroquias iba el especialista en abortar seismesinos George Tiller, asesinado hace un par de años. En 1991 la ELCA tenía 5,2 millones de feligreses; en 2009 sólo les quedaban 4,5 millones de "bautizados" y de ellos apenas 2,5 millones de "miembros activos".



Los presbiterianos (PCUSA), que en el año 2000 contaban con 2,5 millones de miembros, en el 2010 ya solo tenían 2 millones. De 2006 a 2009 unas 60 de sus parroquias marcharon a otras denominaciones, mientras que solo 5 comunidades se unieron a PCUSA atraídas por su deriva liberal. Hoy otras 200 parroquias y comunidades conservadoras se plantean si crear su propia iglesia, desde que este mismo año el sínodo presbiteriano decidiese que "las personas en relaciones del mismo sexo pueden ser candidatas a la ordenación o designación como diáconos, ancianos o ministros", sin pedirles ningún compromiso, ni monogamia, ni heterosexualidad ni exclusividad.

La iglesia más liberal de Estados Unidos es la unitarista (UCC, United Church of Christ), a la que asistía Barack Obama hasta mudarse a Washington. Según el informe «Clergy Voices 2008», el 79 por ciento de los clérigos unitaristas cree que el aborto debe ser legal siempre o casi siempre, el 83 por ciento está a favor de entregar niños en adopción a parejas homosexuales y el 74 por ciento de estos eclesiásticos se define como «políticamente liberal» (en EE UU se llama «liberal» a lo que en Europa llamamos «progresistas»). La UCC, nacida en 1957, cuenta en Dallas con una «catedral» dirigida especialmente a homosexuales con unos 3.500 fieles. En 2001, los unitaristas eran 1,3 millones de norteamericanos; en 2008 ya solo eran 736.000.

Y en Inglaterra, lo mismo


En el Reino Unido, de 50 millones de habitantes, apenas 13,4 millones se declaran anglicanos, y sólo 1 millón acude al servicio dominical. Según el informe «Cost of Conscience» de 2002 que entrevistó a 2.000 clérigos anglicanos sólo una de cada tres sacerdotisas cree en la maternidad virginal de María, casi la mitad niega que Jesús resucitara, un 30% niega la Trinidad y una de cada cuatro no cree en «Dios Padre Todopoderoso» ni en «Dios Espíritu Santo».

No hay comentarios:

Publicar un comentario