domingo, 6 de noviembre de 2011

Una comunidad de monjas anglicana regresa a la Iglesia


El pasado 1 de noviembre, fiesta de Todos los Santos, Monseñor Edwin F. O’Brien, Arzobispo de Maryland, Baltimore, EE.UU. ha recibido como congregación religiosa de su archidiócesis, a las diez miembros de la congregación Hermanas de Todos los Santos de los Pobres. 

Esta congregación pertenecía a la Iglesia Episcopaliana (rama norteamericana del anglicanismo) y tiene su monasterio en Cattonsville. Su capellán es también un antiguo clérigo episcopaliano, ordenado sacerdote católico en junio de este año. La ceremonia, con la toma de votos a las monjas, se ha celebrado en el Santuario Nacional de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María, en Baltimore.

No hay comentarios:

Publicar un comentario