sábado, 3 de diciembre de 2011

Benedicto XVI: «Adviento, tiempo de silencio y no de frenesí»


 Benedicto XVI




La reflexión que el Papa ofreció a la radiotelevisión bávara

El Adviento, que debería ser «un tiempo de espera y de silencio», coincide, en cambio, con «actividades frenéticas» de compras y preparativos. Por ello, las tradiciones navideñas de la fe conservan todo su significado, porque son «islas» que traen «un poco de cielo a la tierra». Es la reflexión que el Papa ofreció ayer en la Sala Clementina del Vaticano, en donde la radiotelevisión bávara Bayerischer Rundfunk le dedicó el encuentro cultural “Adviento y Navidad en los Alpes Bávaros”.

Benedicto XVI agradeció de corazón la iniciativa, pues «han traído - dijo- algo de las usanzas y del sentido de la vida típicamente bávara a la Casa del Papa». Después de haber felicitado al secretario de Estado Tarcisio Bertone, que cumplió los 77 años, el Papa Ratzinger recordó que en Baviera, el Adviento es un «tiempo silencioso». «La tierra –dijo– está cubierta de nieve», los campesinos no pueden trabajar el campo y todos están necesariamente en sus casas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario