domingo, 11 de noviembre de 2012

EL ANGLICANISMO SE DESMORONA

Con sacerdotisas que ya no creen en Dios

Rel

Solo en España hay tres o cuatro veces más católicos practicantes que si sumamos los anglicanos practicantes de todos los países anglos: más que en Irlanda, Canadá, Inglaterra, Australia y Nueva Zelanda, todos juntos


Justin Welby, hasta ahora obispo anglicano de Durham (llevaba sólo un año como obispo) será entronizado el 21 de marzo como arzobispo de Canterbury y, por lo tanto, la prensa lo presenta como “líder espiritual de casi 80 millones de anglicanos en el mundo”.

Esos “80 millones” suenan bastante impresionantes. Pero hay que detallar más las cifras para ver que no se recoge bien la realidad eclesial anglicana. Y en cuanto al “liderazgo” del Primado, es casi meramente honorífico, aunque en Inglaterra sí tiene alguna atribución más. 

Haciendo cuentas no hay 80 millones
La Comunión Anglicana declara tener unos 80 millones de miembros, el 75% en el Tercer Mundo. Pero en ReligionEnLibertad hemos repasado los datos más recientes y exactos de cada país “anglo” occidental (a menudo los da cada iglesia nacional en su web; otras veces –menos- son estudios estadísticos). 

Y los resultados son los siguientes: incluso si sumamos todos los anglicanos practicantes de Canadá, de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Australia, Irlanda y Reino Unido, no llegan ni a 2,6 millones de feligreses practicantes… es decir, entre 3 y 4 veces menos que los 8 o 10 millones de españoles que pueden encontrarse en misa en un domingo cualquiera. 

Países “anglos”: 

Canadá: 2 millones de anglicanos (642.000 practicantes)
EEUU: 1,9 millones de anglicanos (660.000 practicantes)
Nueva Zelanda: 550.000 anglicanos (40.000 practicantes; sí, cuarenta mil, no es error) 
Australia: 3,7 millones de anglicanos (433.000 practicantes)
Reino Unido: 13,4 millones de anglicanos (800.000 practicantes)
Irlanda (toda la isla): 390.000 anglicanos ( 78.000 practicantes)

Total en países "anglos": casi 21 millones de miembros, de los que los practicantes son 2,6 millones (el 12,3%, 2.653.000)

Otras regiones del mundo con más de 100.000 fieles anglicanos (suman 46 millones)

Caribe: 780.000 miembros
África del Sur: 2 millones
Nigeria: 18 millones
África Occidental: 1 millón
Sudán: 5 millones
Uganda: 8 millones
Kenia: 2,5 millones
Tanzania: 2 millones
África Central: 600.000
India: 5 millones
Pakistán: 800.000 
Melanesia: 200.000
Filipinas: 100.000

La suma de los países “anglos” y de estas otras grandes comunidades anglicanas del Sur Global es de 67 millones. Hasta los 80 millones que circulan en la prensa faltan 13 millones (que no están en las diminutas comunidades anglicanas de Sudamérica, Japón, Corea o Bangla Desh). Así, la cifra real (incluso con los problemas de contar cristianos en África o India) se acercaría a los 70 millones.

¿Norteamérica frente a Arabia?
Otra forma de verlo es que hoy hay más católicos en la diócesis de Arabia (1,3 millones, inmigrantes indios, filipinos y arabehablantes) que anglicanos practicantes en la muy “angla” Norteamérica (si excluimos el Caribe). 

Eran lo estándar, y hoy son irrelevantes
El caso es que el anglicanismo en Occidente (es decir, en los países “anglos”) está de capa caída. Y aunque llevan décadas aceptando doctrinas liberales para hacerse más populares, eso sólo logra vaciar más sus iglesias. El caso paradigmático y que marca el camino es el de los anglicanos de EEUU, los episcopalianos, antiguamente considerados casi el “estándar religioso americano” y hoy prácticamente irrelevantes. Un informe del portal anglicano Virtue Online calcula que un tercio de sus parroquias cerrará en los próximo 5 años

El anglicanismo “progre”, fecha a fecha
Los episcopalianos han aprobado todo lo que los "progres" exigen y más. Lo repasamos:

- En el siglo XVI, el anglicanismo aceptó el clero casado
- En 1930, aceptaron la anticoncepción. La causa: el clero casado. Daban mal ejemplo, tenían pocos hijos (lo explica un historiador luterano aquí).
- En 1976, los episcopalianos aprobaron el "sacerdocio" femenino. 
-En 1989, se ordenó la primera obispa episcopaliana. 
-En 1994, se prohibió toda terapia para dejar la homosexualidad.
- En 2000, se aceptó como algo correcto el sexo fuera del matrimonio
- En 2003 ordenaron como obispo a Gene Robinson, un señor divorciado de su esposa, con dos hijos, que vivía «maritalmente» con otro hombre (en 2011 dejó el cargo, aunque sigue siendo “lobbista” en el clero anglicano). Fue el primer obispo homosexual activo.
- En 2006 el episcopalianismo admitía el matrimonio homosexual
- En 2010 presumía de ordenar en Los Ángeles a una obispa lesbiana activa.
- El 1 de enero de 2011 un obispo episcopaliano casaba con boato mediático a dos sacerdotisas lesbianas episcopalianas, una de ellas la famosa militante abortistaKatherine Ragsdale. 

Nada de eso ha atraído gente a esta iglesia. Han perdido un tercio de sus fieles en lo que va de siglo XXI: tenían 3,4 millones de fieles en 2001, y sólo 1,9 en 2012. 

El dinero da el control
Sin embargo, los episcopalianos aún tienen bastante dinero, y lo emplean para acallar o comprar a las provincias anglicanas del Tercer Mundo, que no soportan su teología anti-Bíblica y anti-lógica, pero necesitan los fondos para mantener escuelas, dispensarios y mil servicios de lo más básico en países pobrísimos. Así, la rama más fracasada del anglicanismo es la más poderosa.

El caso de Inglaterra
Justin Delby, como nuevo arzobispo de Canterbury, tendrá algo más de margen para maniobrar en Inglaterra que en el resto del mundo, pero tampoco demasiado. 

Él ya se ha mostrado favorable a que haya mujeres obispo. Mujeres “sacerdote” las hay en Inglaterra desde 1994. Y desde entonces, la Iglesia de Inglaterra se ha feminizado a marchas forzadas. 

Más sacerdotisas que sacerdotes
En 2010, último año con datos fueron ordenadas por primera vez más sacerdotisas que sacerdotes: 290 mujeres frente a 273 hombres. Desde el año 2000, cada año se ordenan unos 500 nuevos clérigos, pero también es cierto que cada año se jubilan unos 300 y otros 200 o 300 se retiran por diversas causas. Tener clero casado desde hace 5 siglos no basta para fidelizarlo.

En total, el clero de la "Iglesia de Inglaterra" consta de unos 8.000 sacerdotes varones y 3.500 mujeres. [Por comparar: la Iglesia Católica en España cuenta con unos 25.000 sacerdotes].

Solo 800.000 feligreses estables
Se puede decir que en Inglaterra hay mucho pastor para pocas ovejas: aunque Inglaterra tiene 51 millones de habitantes, en un domingo dado sólo encontraremos unos 800.000 feligreses en las parroquias anglicanas del país. En las entrañables fiestas de Navidad podemos encontrar 3 millones de feligreses en sus 16.000 templos. [Comparación: la Iglesia Católica en España cuenta con 22.000 parroquias].

La mitad del clero no cobra
Hay que recordar, además, que de todos esos clérigos y clérigas anglicanos sólo el 55% trabajan "a tiempo completo" en la Iglesia, con sueldo eclesial (estipendio). El restante 45% tiene un trabajo civil, no cobra de la Iglesia de Inglaterra, y dedica solo un tiempo parcial a la parroquia, por ejemplo los fines de semana, ofreciendo sacramentos, predicando, etc... 

Señoras (o señoritas) de 40 años
La mayoría de las mujeres sacerdotisas tienen ese perfil: no cobran sueldo y se dedican a tiempo parcial. La mayoría de estas mujeres, según las últimas estadísticas, entran en la vida clerical con 40 años y de hecho casi el 80% de las sacerdotisas tiene más de 50 años (también el 72% de los sacerdotes anglicanos supera el medio siglo). 

13% menos de fieles con las sacerdotisas
En general, desde 1994, cuando se ordenaron las primeras sacerdotisas, la asistencia a la Iglesia ha bajado un 13% (a pesar de la inmigración de países anglicanos africanos o asíaticos). Solo un 3% del clero pertenece a alguna minoría étnica. Desde 1994, la población en Inglaterra creció en casi 5 millones de personas, y la mitad eran inmigrantes: pese a eso, la feligresía anglicana ha bajado. 

Desde hace 10 años, sólo el 24% de las bodas se celebran en la Iglesia Anglicana(y esta estabilidad la ven como una buena noticia; nótese que en España hay aún un 62% de bodas por la Iglesia católica). Una de cada cuatro escuelas privadas es anglicana, lo que teje una red de 4.600 centros con 1 millón de alumnos (las escuelas católicas inglesas, que son 2.000, menos de la mitad que las anglicanas, suman 725.000 alumnos). 

Las sacerdotisas son "progres"
Lo que está claro es que el clero femenino inglés tiene doctrinas mucho menos conservadoras que el masculino. La mitad de ellas, por ejemplo, no cree en la Resurrección de Cristo.

Eso se desprende de un estudio presentado en 2002 llamado "Cost of Conscience" (porChristian Research), en el que se analizaba las creencias del clero anglicano masculino y el femenino a partir de afirmaciones que se proclaman en el Credo (idéntico al católico) en los oficios anglicanos. Los resultados eran muy claros. 

-Creo en el Espíritu Santo: 77% sacerdotes, 74% sacerdotisas
- Creo en Dios Padre: 83% sacerdotes, 74% sacerdotisas
- Creo en la Trinidad: 78% sacerdotes, 70% sacerdotisas

Cuando el Credo habla de Jesús, las diferencias aumentan: 

- Creo que Jesús murió para quitar el pecado del mundo:
76% sacerdotes, 65% sacerdotisas

- Creo que el cuerpo de Jesús resucitó de entre los muertos: 
68% sacerdotes, 53% sacerdotisas

- Creo que Jesús es el único camino para ser salvado:
53% sacerdotes, 39% sacerdotisas. 

- Creo que Jesús nació de una Madre Virgen:
58% sacerdotes, 33% sacerdotisas.

Éste es el “personal” con el que el nuevo arzobispo de Canterbury tendrá que intentar mantener el cristianismo, o al menos algunos de sus valores, en Inglaterra.

La alternativa anglocatólica
Mientras tanto, se ha producido algo insólito e inimaginable hace poco. En apenas una década, 9 obispos anglicanos (2 de ellos episcopalianos, de EEUU) se han hecho católicos y en los dos últimos años más de cien clérigos anglicanos se han unido a la Iglesia Católica a través de los ordinariatos anglocatólicos creados por Benedicto XVI: uno en Norteamérica, otro en Gran Bretaña y otro en Australia. Muchos de ellos ya son sacerdotes católicos o se preparan para serlo. Les han acompañado más de 2.000 laicos. Y vendrán más.

El obispo católico australiano Peter Elliott, uno de los impulsores del ordinariato anglocatólico en Australia, explicó en Londres lo que pasará pronto. "Las obispas ya son una realidad en Australia. Cuando aparezcan en Inglaterra, como es inevitable, el impacto de la realidad de una política nueva tendrá sus efectos. Esa puede ser, de verdad, la segunda oleada", escribió. Sería una oleada de anglicanos serios con la fe cristiana que busquen la unión con la Iglesia Católica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario