miércoles, 6 de noviembre de 2013

LOS 10 MANDAMIENTOS, OBSOLETOS HOY?

DECÁLOGO OBSOLETO HOY

Hay quienes creen y dicen que el Decálogo mosaico, bíblico, judeocristiano es algo de otra época, de otra cultura. Que no existe el pecado, ni más ley que la que los hombres se dan
por consenso o mayoría. Hoy vale todo y se justifica todo=relativismo. La religión judeo-cristiana ha dado lugar a una nueva religión.
Sucedáneos del Decálogo son el nihilismo, el relativismo, el hedonismo y el egoísmo. He aquí sus preceptos legales:

1-No existe otro Dios que el poder, el dinero, el triunfo, el placer y el YO.
2- El perjurio, la blasfemia, las injurias a Dios, a los santos, a la Virgen, son medios de entender la libertad de expresión.
3-Disfruta las fiestas con evasión, excursión, diversión y corrupción. Modo actual de santificar las fiestas.
4-Los padres y abuelos a Cáritas, al Inserso, y a la Asistencia estatal. Modo actual de honrar a padre y madre.
5-El aborto, la eutanasia, la violencia, el odio, la venganza, la droga, son derechos humanos. Modo actual de no matarás.
6- El adulterio, el divorcio, la pornografía , l a prostitución, anticonceptivos, pederastia, manipulación de embriones, matrimonios homosexuales, violación, incesto, poligamia, bestialismo etc, son legales. Modo actual de no fornicarás.
7-Robar, estafar, malversar, pelotazos, trinques, blanquear dinero, engañar al Fisco etc. Modo actual de no robarás.
8-Mentir, difamar, calumniar, falsos testimonios, es lo normal y corriente.
9-Consentir pensamientos obscenos, deseos impuros,
buscar ocasiones de tener sexo con cualquiera. Modo actual de desearás la mujer de tu prójimo.
10-Codiciar los bienes ajenos. ¿Por qué no?.
Frente a todo lo anterior, sigue en pie la palabra de Jesús: “Si quieres entrar en la vida eterna, guarda los mandamientos”. ” No todo el que dice Señor, Señor, entrará en el Reino de los cielos, sino aquel que cumple la voluntad de Dios”. Eres libre de pensar, hablar y obrar como gustes, pero no olvides que eres responsable ante Dios y tu conciencia.
MIGUEL RIVILLA SAN MARTIN

No hay comentarios:

Publicar un comentario